Uno de los problemas que me encuentro muchas veces cuando trabajo con otros editores que me mandan un proyecto para continuar la edición es el orden. También me ocurre cuando el cliente me manda un proyecto de otro editor con el que no ha quedado contento inicialmente.

Ser ordenado es una cuestión fundamental. Tenemos que “perder tiempo” desde el momento en que volcamos los archivos de la tarjeta a nuestro disco duro para ponernos a trabajar. Fundamentalmente para que nosotros mismos encontremos los materiales rápidamente y si es el caso de que tenemos que compartir un archivo XML o el proyecto con otra persona, pueda tener la información perfectamente clasificada.

En esta imagen os pongo el orden inicial desde Adobe Premiere Pro que uso yo para el material, y que sigue el mismo patrón desde el explorador de Windows.

Como veis, dentro de cada carpeta también existen subcarpetas, puesto que son elementos que van subordinados a la principal. Esto es algo esencial. Y se que muchos editores no siguen este hábito de trabajo, porque al final es eso, un hábito.

Como realizador, guionista y editor, todos mis archivos deben estar perfectamente ordenados. Al final, cuando trabajamos con muchos proyectos tenemos miles de carpetas. Y esto es aplicable a cualquier disciplina. Si eres autónomo, las facturas, por ejemplo, se pueden ordenar en Años-Meses-Cliente.

Ahora que soy ordenad@ ¿qué más puedo hacer?

Lo normal, es que en los programas de edición profesional tengamos dos vistas. Una para previsualizar el material que tenemos en la bandeja del contenido y otra para ver lo que editamos en la línea de tiempo. Lo suyo es que seleccionemos el material en ese monitor de previsualización, marquemos entrada y salida y lo volquemos a la línea de tiempo.

Para mí, este proceso es algo lento. Así que, ¿qué hago como editor de vídeo para ir más rápido? De nuevo, vuelvo a perder (aparentemente) algo de tiempo. En Premiere Pro existe la facilidad de crear dos líneas de tiempo a la vez debido a su sistema modular. En una primera secuencia a la que denomino normalmente “limpieza” (pero tú llámala como te de la gana) hago todo ese proceso de selección del material, de tal forma que tengo todos los clips que me valen perfectamente sincronizados y seleccionadas las partes válidas. En la segunda línea de tiempo creamos nuestra primera versión de montaje y de ahí, podemos hacer algo tan fácil como arrastrar el clip de una secuencia a otra. Ejemplo gráfico:

Así, el trabajo de seleccionar el material, aunque sea un poco tedioso, después permite ahorrarnos un montón de tiempo simplemente buscando por la línea de tiempo de “limpieza”, en vez de navegar carpeta a carpeta y haciendo doble click en los archivos para previsualizarlos. Además, me permite retener mentalmente mucho mejor el material, al saber aproximadamente, con muy poco margen de error, dónde se encuentra cada momento que busco incluir en la edición del vídeo final.

Entonces ¿Qué uso le das a la otra ventana?

Principalmente la uso para el control de los efectos y la mezcla de audio. Pero también, cuando no me cuadra una parte en el montaje, pero que inicialmente no he seleccionado, previsualizamos ese archivo y sin alterar la duración de la selección, arrastramos los puntos de entrada y salida hasta donde tenemos el corte perfecto.

Otro aspecto importante, es si tenéis dos monitores externos, utilizar uno solo para la bandeja del material y la línea de tiempo, y otro para el visionado y previsualización de los clips. Así es como lo tengo yo, en diferentes configuraciones según el estado de postproducción en el que me encuentro.

Espacio de trabajo para edición
Espacio de trabajo para etalonaje

Otra opción también es contar con una pantalla 4K o 5K, donde la resolución nos permite trabajar muy cómodamente sin necesidad de una segunda pantalla, o usar un monitor panorámico, aunque en este caso, el funcionamiento sería similar a las dos pantallas.

Por supuesto, hay otros trucos para editar más rápido, pero son para cuestiones muy concretas que podéis encontrar en Youtube perfectamente, como por ejemplo este:

Maravilloso ¿eh?

¿Te ha gustado esta entrada? Pues déjate un like y comenta cualquier cosa que creas que puede sumar. Se trata de que todos aprendamos juntos.

¡Hasta la semana que viene!