Tips para hace videoblogs lowcost profesionales

A menudo me suelo encontrar el problema de muchas personas que no tienen presupuesto para contratar a un realizador audiovisual que les pueda grabar un vídeo, ya sea para una formación, un curso o un videoblog.

Lo cierto es que la mejor escuela la encontramos entre los youtubers blogeros, donde siempre van a tener en sus canales un vídeo de su setup o configuración para la producción de sus vídeos. No obstante, muchos de ellos solamente muestran esa configuración para presumir de músculo financiero al que el común de los mortales no está dispuesto a invertir o simplemente, no puede permitírselo. Así que hoy os voy a contar unos pequeños tips para conseguir una gran calidad en vuestros vídeos con muy poco dinero. Pero sí, algo hay que invertir.

La cámara

Obviamente necesitamos esto. Muchas veces si alguien quiere empezar un videoblog da vueltas y vueltas por tiendas de fotografía buscando la mejor cámara en relación calidad-precio cuando no se da cuenta que puede que ya la tenga en su bolsillo.

Efectivamente, el teléfono móvil puede ser un gran aliado si lo has adquirido en los últimos 2 años. Sus sensores han mejorado una barbaridad, así como su calidad de imagen gracias a las pequeñas ópticas. Con un teléfono desde 250€ (bajo mi punto de vista) las cámaras ya pueden generar una calidad suficiente a priori como para poder grabar bien.

Si pasamos del teléfono y queremos dar un salto, contamos con cámaras baratas compactas que nos apañan, aunque os digo que no distan mucho de un teléfono actual u optar por una réflex digital baratita, incluso de segunda mano. Ahora mismo, hay cámaras que en su día costaban 2000€ y las puedes conseguir por 400€ porque han quedado obsoletas (esto es un decir). No quiere decir que ya no valgan, simplemente que, con el 4K y la mejora de los sensores, estas cámaras realmente estaban pensadas para fotógrafos que de vez en cuando grabasen algo de vídeo. No eran cámaras de vídeo como tal o tenían un desarrollo muy fuerte en este aspecto.

Una vez hayas elegido tu cámara, ensaya el encuadre. Esto es, que pruebes a colocar la cámara de tal forma que recoja tu mejor frontal o perfil de 3/4. Ya depende de gustos, solamente, elige un tiro de cámara para mantener esa unidad visual en tus vídeos.

La memoria

Junto a la cámara vamos a necesitar lógicamente una tarjeta de memoria. Con una memoria de 64GB es más que suficiente para un videoblog. Por marcas (y no me paga ninguna) yo me fío en este caso únicamente de SanDisk y Trascend. He probado otras memorias que fallaban más que una escopeta de feria.

También vamos a necesitar un disco duro externo donde guardar el material grabado. Sí, externo, no tratéis de guardarlo todo en el principal que luego se ralentiza todo mucho. En el caso de que queráis invertir en un PC de edición, podéis ver mi primer post sobre esto en este link: https://www.alejandrobarvel.com/blog/pc-para-edición-y-postproducción-parte-i

Luz

Principalmente deberíamos internar grabar en un espacio donde la luz natural del astro rey sea la principal, de tal forma que el esquema de iluminación que hagamos solo complemente el resto de la luz.

Lo ideal es hacernos con unos focos led (4 máximo, 2 mínimo) de luz continua. Quizá tengamos que invertir bastante en esta parte, entre 150€ y 400€. Pero ¿hay una alternativa más barata? Afirmativo. Pero también es algo más incómoda: las antorchas.

Las antorchas de luz se crearon para las grabaciones nocturnas y poder iluminar a los sujetos rápidamente con un regulador. La mayoría utilizan pilas o baterías externas. Hace unos años compré dos por error que me costaron 50€ cada una, junto a dos baterías Sony F970 de larga duración. Lógicamente, están pensadas para colocar encima de la zapata de la cámara, pero también tienen una rosca de tornillo de 1/4 de pulgada, así que podéis haceros con dos trípodes de 20€ para colocarlas y orientarlas correctamente.

Estas luces van a servir para crearnos un esquema de iluminación básico, usando la luz natural como principal, una de las antorchas hará de luz de relleno y otra de contra. Ejemplo gráfico en planta:

Sonido

De nada sirve invertir en todo esto si el sonido es malo. Tanto si optáis por un teléfono como por una cámara, lo normal es que incorporen una entrada de micrófono. Por no más de 20€ hay micros con una buena calidad que podemos conectar directamente a la cámara sin necesidad de sincronizar en la edición. En el caso de que necesitemos sincronizar, hay pequeñas grabadoras que nos permiten grabar el audio por otro lado.

A los realizadores estos micrófonos nos salvan la vida en entrevistas corporativas con poco presupuesto, creedme.

El fondo

Aquí volvemos a tener dos opciones. O bien tenemos un fondo natural de nuestra casa con una pared blanca o una estantería llena de cosas, o bien podemos usar un fondo desplegable si queremos que los vídeos sean algo más neutrales.

Estos fondos plegables son muy comunes y se usan tanto de fondo como de reflectores de luz. Además, suelen venir con correas para poderlos colocar sobre un soporte.

Así que, en total, el conjunto nos puede costar unos 500€ si usamos un teléfono barato con buena cámara. Si usamos una réflex digital, ya nos acercamos más a los 800€-1000€. Pensar, que muchas veces el solamente el cuerpo de la cámara de un profesional vale mínimo 1500€, sin tener en cuenta los objetivos y todo lo que he dicho. Por tanto, la inversión si vais a ir en serio merece mucho la pena.

Os dejo una lista de enlaces:

Cámaras

Sonido

  • https://amzn.to/2VlyrXj

Antorchas

Baterías antornchas

Focos Led

Trípode

Tarjeta memoria

Fondo plegable

¿Te ha gustado esta entrada? Pues no olvides suscribirte al blog y comenta cualquier cosa que creas que puede sumar. Se trata de que todos aprendamos juntos.

¡Hasta la semana que viene!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *